La aventura de dos chicos y su EeF. Simplemente nuestro día a día.

En este blog cuando hablamos de EeF hacemos referencia a Educación/Enseñanza/Escolarización en Familia.

jueves, 24 de abril de 2008

las rosas de mi jardín.

Hace unos dias acabé de leer el libro: “El niño tozudo” de Mary Sheedy Kurcinka. Es un libro que recomiendo a todos los padres de un niño cazador e incansable. Sin embargo no me gusta mucho la traducción del título y el término de “niño tozudo” que se utiliza a lo largo del libro.

El titulo en inglés es: “Raising your spirited child”.
“Spirited” y “tozudo” no quieren decir lo mismo en absoluto. La palabra “tozudo” en castellano tiene una connotación negativa. La palabra “spirited”en inglés tiene una connotación positiva. Pero realmente no se encuentra una palabra en castellano para traducirlo bien. Los niños “spirited” son justamente estos niños cazadores, inquietos, llenos de energía e ingenio. A veces son tozudos pero lo que les caracteriza más que nada es esta mente incansable e ingeniosa que tienen. Lo que no se le ocurre a ningún niño a ellos sí que se les ocurre.

Este libre acababa con una metáfora que encontré tan bonita que la quiero compartir.

Los niños tozudos son como las rosas de mi jardín. Necesitan más atención. Si riega un poco las otras flores, crecerán. Pero la rosa, no; la rosa necesita un trato especial. Hay que podarla y guiarla en su crecimiento.
Las demás flores, un niño de preescolar las puede arrancar, puede tirar de ellas y manosearlas, y aun así podrán aguantar durante semanas en la mesa del comedor. Si a una rosa la trata bruscamente, se le marchitará en la mano o le pinchará, le hará sangrar.
Pero en mi jardín no hay ninguna flor como la rosa. Su rica fragancia despierta mis sentidos. Sus suaves pétalos de satén me hacen cosquillas en los dedos. Sus flores son tan vivas que me conmueven.
Los niños tozudos son como las rosas: necesitan un cuidado especial. Y a veces tiene usted que pincharse primero para gozar verdaderamente de su belleza.

Mis hijos sin ninguna duda son las rosas de mi jardín.

4 comentarios:

agujita - Esperanza dijo...

Qué metáfora más bonita..... ¡me gusta¡

Rosa (Roseta6) dijo...

Hola Mar:
Te admiro por tú opción yo soy madre de cuatro adolescentes y opte por renunciar al trabajo enumerado para poder dedicarles más tiempo a mis hijos, eso si ellos van a la escuela del pueblo y si se tienen que desplazar los llevamos y cada día despertamos y dormomos juntos en casa.Pero tú opción la valoro mucho ya que ami parecer esta ligada a un estilo de vida poco frecuente hoy en dia.Lo digo por una frase que les enseñe a mis hijos: vivimos en una sociedad de consumo pero nosotros no vivimos el consumo.(valor muy importante para mi)
Un abrazo.

futomaki dijo...

Gracias por tu recomendación.
Soy madre de una niña inquieta, cazadora y torbellino y, aunque llevo leídas sólo 120 páginas del libro, creo que me va a ayudar mucho. De momento ya ha conseguido que no me vea tan sola y tan culpable.
Coincido contigo en que "niño tozudo" no es, ni de lejos, como yo habría traducido el término, pero bueno, en este caso voy al fondo del texto y paso de la forma.

¡Gracias de nuevo!

Helena

Marvan dijo...

Nuestros niños son muy especiales y sola no estás!

Related Posts with Thumbnails